lunes, 28 de junio de 2010

MI CUERDA...



Qué difícil nos resulta a veces alcanzar los sentimientos de las personas que nos rodean.


Sin embargo a veces aún pasando por las mismas situaciones; tanto de alegría como de tristeza, no logramos sentir en la justa medida, porque...
cada persona, cada individuo, tiene una capacidad de tolerancia en el caso del dolor.


Quiero dedicar este poema a una persona que se encerró en su mundo y no tiene la necesidad de salir de el porque se siente cómoda, pero a pesar de todo, mi apoyo y mi ayuda en la medida que puedo.









                                          

LA CUERDA DE DIOS

Sólo estoy; aislado en mi sufrir.
Te escucho y es mi voz la que oigo.

Compartes con tu boca mis sentimientos
y aunque trato de alcanzar el  tuyo
para hacerlo mío, quiero y no llego.

Cuando me hablas, me centro.
Quiero vivir tu mundo pero andamos
por senderos diferentes.

Tus palabras, como flechas
se clavaron en mi mente
como anunciadoras de lucha
para llegar a vencer la desesperanza.

¡Qué cruel es la vida¡ Amiga.
¡Qué caminar tan amargo¡
No hay rosas,
sólo espinas disfrazadas
por el camino que recorro y que recorres,
que no sé si es corto o es largo.

Es tu camino y el mío,
que debemos recorrer con decisión,
para encontrar la salida,
para vencer la batalla
que nos tiene encarcelados.

Si no vencemos termina
por quitarnos la ilusión
o por quitarnos la vida.

Tus seres queridos se marcharon
y marcaron con su marcha tu sufrir.
Tu madre, tu padre...
¡Qué cruel es la vida¡
Tu hermano... ¡Qué trago amargo¡

Sus manos frías
recuerdas con añoranza,
y tus ojos se humedecen
esbozando una sonrisa,
evitando el llanto amargo
que supone su recuerdo.

¡Qué cruel es la vida amiga¡
¡Qué amarga¡

Fortaleza y empuje has demostrado,
aunque en muchos momentos
hayas notado desesperanza.

Noches largas, desesperadas...
Sola en casa aún estando acompañada.
Tardes oscuras en el sillón de tu casa
y mañanas sin luz, sin amor, sin nada.

No mueras, no mueras que me matas.
¡No ves que sufro tu experiencia¡
Necesito de ti, necesito tu lucha,
para tomar como ejemplo tu entereza
para ganar la batalla.

Por senderos diferentes
andamos por el camino,
pero nuestro caminar
nos lleva al mismo destino.

Dios es mi cuerda,
a la que quiero abrazarme
y me abrazo en oración.

Los designios de la vida,
no son por casualidad.

Toma un lado de mi cuerda,
y recuerda la experiencia
que tuviste con tu padre.
Que tu experiencia y su muerte,
aunque te duela, te hablen.

Suelta la imaginación
¡Es tan fácil soñar despierto¡
Presenta tu vida a Dios.
Háblale como a tu padre,
ábrele tu corazón, Él te escucha.
Cógete de su cuerda con fuerza,
con entusiasmo, como celosa de Él.


Si necesitas mi ayuda,
sabes que estoy a tu lado
para escuchar tus palabras.
Para andar por el camino,
sea corto o sea largo.
Para salir de este túnel
donde estamos atrapados.

No mueras, no mueras que me matas.
¿No ves que sufro tu experiencia?
Necesito tu lucha, para tomar
como ejemplo tu entereza
y tu fuerza para ganar la batalla.

Toma tu cuerda amiga, tenla cerca,
por que puede que algún día,
necesites arrojarla
a alguien que esté dormido,
que sienta sus manos frías,
o que esté en desesperanza.
            
                                  Anbairo


Safe Creative #1006286691610

6 comentarios:

  1. Muy bella dedicatoria
    un beso corazon

    ResponderEliminar
  2. Amiga Elisa:

    Una vez más gracias por tu fidelidad. Con mis mejores deseos:

    Un besopoeta de Luz

    ResponderEliminar
  3. Hola amiga Luna:

    Me alegra te haya gustado.-
    Gracias por tu cercanía.-
    Un besopoeta amigo.

    ResponderEliminar
  4. Amigo Antonio:
    El dolor por la pérdida de nuestros seres más queridos nos hace reflexionar sobre nuestra existencia, ver qué y qué no ha merecido la pena. Algo que logra encerrarnos en nosotros mismos una hora, un mes,o el resto de la vida aunque otros no logren entenderlo. Bello canto, Antonio, para alentar su ánimo.
    También aprovecho para felicitarte por ese premio de reconocimiento a tu blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Amigo Juan, poeta:
    En este canto a la voluntad de seguir luchando trato de responder tan solo como amigo que soy de mis amigos, Cualquiera en mi lugar habría actuado de la misma manera.

    Gracias amigo por tu comentario, como siempre lleno de amistad verdadera y gracias por tu felicitación al premio recibido.-

    Un abrazopoeta

    ResponderEliminar