lunes, 1 de marzo de 2010

POEMA DE AMOR



A TI MUJER, CON TODO MI CARIÑO Y MI RESPETO



Ojos azules, como el mar.

Manos pequeñas, corazón grande.

Capacidad de amor...

hasta la saciedad.

 Bondad inconmensurable.

¿Qué más se le puede pedir a una mujer?

Mi reconocimiento y admiración,

pero sobre todo, mi respeto.




   

Recuerdo tu juventud

como el campo,

cuando estalla la primavera


Las flores, el aire,

el rocío y la luz,

sienten envidia de tu cara

y se inclinan a tu paso.


Quince años, ¡Qué hermosura¡

Tus cabellos, tu sonrisa,

tus caricias y tus besos,

eran como el alimento

que saciaba mi existencia.


Recuerdo tu juventud

como el agua, que cristalina

y libre corre buscando

el río y al final, llegas

al mar de mi vida.


Veinte años ¡Qué hermosura¡

Tu madurez, tus promesas,

tu cariño y tu ternura

se unieron a mi existencia.


Luego los treinta, cuarenta.

¿Te acuerdas de nuestra boda?

¿Recuerdas la malas noches,

que pasabas, preocupada,

por nuestros hijos, por mí?


¿Cuántas veces has llorado

sintiendo la soledad

aún estando acompañada?


¿Qué nos pasa?

¿Vivimos el plan de Dios?

¿Cuándo hablamos, dialogamos?

¿Cuándo me hablas, te escucho?


No quiero dejar pasar

los momentos agradables

que nos ofrece la vida,

porque mañana, sin ti, sin mi...

no será igual.


Ya no quiero recordar

ni los veinte ni los treinta.

Quiero tenerte a mi lado.

Quiero sentir el calor


de tu cuerpo, de tu mano.


Quiero vivir junto a ti

el plan que Dios nos prepare,

escucharte y dialogar

y si podemos, sanar,

sin rencores, sin enfado.




Para la mujer de mi vida
de   Anbairo










1 comentario:

  1. Belliiiiisimo amigo, reflejaste en pocas palabras toda una vida de amor.

    ResponderEliminar